¿Por qué el SAT pondrá la mira en los comprobantes de nómina?

¿Por qué el SAT pondrá la mira en los comprobantes de nómina?

Dentro de las estrategias que la autoridad fiscal (SAT) estipuló para inicios del presente año que está por culminar, se encuentra la obligación de ingresar en el CFDI de nómina el subsidio causado y el subsidio efectivamente entregado al empleado (apéndice 5 de la guía de llenado de nómina); como resultado es posible que la autoridad se haya dado cuenta de diversas prácticas indebidas que se realizaban con el beneficio del subsidio para el empleo, con lo anterior surge la interrogante, ¿qué modificaciones espera el CFDI de nómina para el 2020?

Las modificaciones pueden ser diversas para el año 2020, sin embargo y de momento, se localiza en el estándar técnico publicado por el SAT en su portal que entrará en vigor el 1 de enero del 2020 validaciones a implementar en los apartados de “otros pagos” y de “subsidio para el empleo”.

Imagen que contiene captura de pantalla

Descripción generada automáticamente

De acuerdo con el estándar mencionado se identifican en las páginas 53 y 54 las validaciones que se implementarán de acuerdo con lo indicado en el apéndice 7 de la guía de llenado, que refiere al ajuste del subsidio al empleo mensual: Imagen que contiene captura de pantalla

Descripción generada automáticamente

Imagen que contiene captura de pantalla

Descripción generada automáticamente
¿Qué quiere decir esto?

La respuesta se remonta al Subsidio para el empleo, el cual, no es más que un beneficio que se otorga a los empleados a través del patrón empleo se aplica directamente a la ISR determinado que se obtuvo posterior a que se aplica el procedimiento contemplado en el artículo 96 de la LISR, el cual, no es otra cosa que la retención de ISR que se les realiza a cada uno de los empleados de acuerdo con el periodo de pago y al monto total de las percepciones gravadas para cada uno de los trabajadores cómo se muestra en la siguiente tabla que la autoridad fiscal a disposición en la guía de llenado de nómina:

Imagen que contiene captura de pantalla

Descripción generada automáticamente

Derivado de que el subsidio para el empleo es un beneficio que se otorga a los empleados a través del patrón, también puede serlo para el mismo patrón, naciendo las interrogantes, ¿en qué se beneficia el patrón al otorgar el subsidio para el empleo a sus trabajadores? ¿es un estímulo fiscal para las partes en la relación laboral? ¿el subsidio para el empleo se proporciona en todo momento cómo beneficio para el patrón?

De acuerdo con la tabla anterior y como se puede observar se aplicó el subsidio para el empleo y cuando el subsidio para el empleo es mayor que el ISR determinado, se obtiene un saldo a favor para los trabajadores, que se conoce cómo Subsidio efectivamente pagado (se tiene que pagar a los empleados), en relación con la primer pregunta que se genera en el párrafo inmediato anterior, el subsidio efectivamente pagado lo podrá acreditar el patrón contra ISR propio o retenido contra terceros, y ese es el beneficio que obtendrá el patrón, en lo que respecta al segundo cuestionamiento, no es considerado como un estímulo fiscal sin embargo, tiene apariencia cómo si lo fuera puesto que el fin es otorgar una facilidad que tiene preminencia para los empleados y los empleadores (según sea el caso), y por último respecto al tercer cuestionamiento, no en todo momento es un beneficio para el patrón puesto que, no en todo momento es un hecho seguro que el empleado vaya a ser merecedor del subsidio, puesto que éste varía de acuerdo con los ingresos mensuales que obtienen los trabajadores.

Con base en lo mencionado, es necesario especificar puntos principales del subsidio para el empleo;

  1. El fundamento que rige las operaciones con el subsidio para el empleo es el artículo décimo del Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones fiscales, publicado en el DOF el 11 de diciembre de 2013 (https://www.dof.gob.mx/index.php?year=2013&month=12&day=11).
  2. Se encuentra limitado de acuerdo a los ingresos mensuales que obtengan los trabajadores por lo cual se encuentra una tabla indicando la siguiente información:

  1. Cuando a los empleados se les realiza el pago en periodos menores a un mes, se les otorgará el subsidio para el empleo de acuerdo con el anexo 8 de la Segunda Resolución de Modificación a la Resolución Miscelánea Fiscal 2019.
  2. No obstante a que el subsidio para el empleo se puede otorgar cuando el periodo de pago es menor a un mes (diario, semanal y quincenal), los ingresos percibidos por el empleado no deben de rebasar la cantidad máxima contemplada en la tabla del artículo décimo citado con antelación ($7,382.34 Siete mil Trescientos ochenta y dos pesos con treinta y cuatro centavos 00/M.N), de conformidad con el artículo décimo, fracción I, párrafo cuarto del Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones fiscales, publicado en el DOF el 11 de diciembre de 2013:

Artículo décimo……………………………………………………………………………………………………….

Cuando los pagos por salarios sean por periodos menores a un mes, la cantidad del subsidio para el empleo que corresponda al trabajador por todos los pagos que se hagan en el mes, no podrá exceder de la que corresponda conforme a la tabla prevista en esta fracción para el monto total percibido en el mes de que se trate….

De acuerdo con lo anterior puede existir la posibilidad de que los empleadores están realizando las siguientes prácticas ante esta situación:

  1. Se les brinda a los empleados el subsidio para el empleo en los pagos que se les realizan por su servicio personal subordinado, sin importar que sumando las percepciones por salarios en un mes rebasan la cantidad de la tabla prevista en el artículo décimo citado con antelación ($7,382.34 Siete mil Trescientos ochenta y dos pesos con treinta y cuatro centavos 00/M.N).
  2. No realizan ninguna acción para retirar el subsidio para el empleo que se les otorgó empleados por el motivo de que no les correspondía ya que en el mes se rebasó la cantidad por la cual se tiene derecho al mismo.
  3. Aunado a las prácticas anteriores, el empleador se acredita el subsidio efectivamente pagado a los trabajadores, cuando no debería de hacerlo puesto que, si en el mes no le correspondía un subsidio causado al trabajador, tampoco le correspondía un subsidio efectivamente pagado, sin embargo, los patrones/empleadores, se están acreditando el subsidio efectivamente pagado que le entregan a sus empleados que no les corresponden de acuerdo con sus ingresos que están percibiendo.

Derivado de estas posibles prácticas u operaciones que realizan y/o realizaron los empleadores, la autoridad fiscal (SAT), agregó el apéndice 7 a la guía de llenado de complemento de Nómina, que no es otra cosa más que una operación de ajuste al subsidio mensual, la cual consta en indicaciones para que si no le corresponde un subsidio al empleo al trabajado por la suma total de sus percepciones por concepto de salario en el mes, se le reste la cantidad que con antelación en el mismo mes se le otorgó por concepto de subsidio para el empleo, es decir, si al trabajador se le paga por un periodo quincenal y en la primer quincena le corresponde un subsidio al empleo de acuerdo al ingreso que percibió, no pasará de momento nada, no obstante, si en la segunda quincena del mes se le realizó un pago que sumándolo a la cantidad de salario que percibió en la primer quincena es igual o mayor a $7,382.34 Siete mil Trescientos ochenta y dos pesos con treinta y cuatro centavos 00/M.N, se le tendrá que restar la cantidad de subsidio para el empleo que se le otorgó en la primer quincena, puesto que no le corresponde de acuerdo a la tabla del artículo décimo citado.

De esta forma la autoridad asegura que, si en dado caso al empleado se le otorga un subsidio que no le correspondía por la cantidad percibida por su salario en el periodo de un mes, el patrón se vea obligado a subsanar dicha situación y no se vea una afectación al fisco.

Conclusión

Es un hecho que la autoridad fiscal en todo momento se encontrará analizando las operaciones que se realizan por parte de los contribuyentes, aplicando sus facultades que le son conferidas con base en la legislación de la materia, por lo cual, es recomendable que si en dado caso se llevó a cabo alguna de las prácticas mencionadas (aplicando de forma correcta el subsidio para el empleo), se trate de corregir y/o subsanar, puesto que si bien es cierto que la implementación del apéndice 7 es a partir del 1 de enero del 2020, el artículo décimo del Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones fiscales, publicado en el DOF el 11 de diciembre de 2013, no ha sido modificado, por ende, la indicación de que no le corresponde un subsidio para el empleo cuando los ingresos percibidos en el periodo de un mes son iguales o rebasan la cantidad límite de la tabla del subsidio mensual anterior manifestada ha estado sin modificación desde el momento en qué entró en vigor su decreto, por lo cual, si se han estado realizando las prácticas incorrectas anterior mencionadas, es recomendable que validen la forma de subsanar dicha situación para cumplir de forma correcta con sus obligaciones fiscales.

Para la situación anterior, se les invita a que adquieran el ejemplar de la REVISTA PAF que abarcará el tema del tratamiento del ajuste al subsidio mensual que próximamente será publicado, pudiéndolo obtener en forma digital en la página www.revistapaf.com, así mismo, del tema en relación se dio una charla el día 4 de diciembre del presente año 2019 en el grupo de la HORA PAF vía Facebook que aún se encuentra disponible en: https://www.facebook.com/groups/1134387046731123/

Deja un comentario