La retención del 6% de IVA no sólo es por subcontratación laboral

La retención del 6% de IVA no sólo es por subcontratación laboral (criterio normativo 46/IVA del anexo 7 de la 1ra RMRMF-2020 anticipada).

Derivado de la reforma legislativa que se implementó en el artículo 1-A fracción IV de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA), se creó una gran confusión acerca de la obligación de retener el 6% del impuesto al valor agregado (IVA) efectivamente pagado en la contraprestación, toda vez que conforme a la lectura e interpretación tácita de la fracción IV se debía retener en cualquier momento, es decir, siempre y cuando se “reciban servicios a través de los cuales se pongan a disposición del contratante o de una parte relacionada de éste, personal que desempeñe sus funciones en las instalaciones del contratante o de una parte relacionada de éste, o incluso fuera de éstas, estén o no bajo la dirección, supervisión, coordinación o dependencia del contratante, independientemente de la denominación que se le dé a la obligación contractual”, se tenía que retener el porcentaje mencionado (6%) no obstante, la exposición de motivos del paquete económico que propició la reforma del citado artículo, indicaba que sólo era para la subcontratación de personal en términos el la legislación laboral, por lo que se empezó a crear un caos derivado de las opiniones con relación a la disposición, toda vez, que de acuerdo con la postura de algunos profesionistas en la materia, la retención e interpretación de la norma, era lo único que importaba, por ende, sugerían a las personas realizar la retención del 6% en todo momento que se prestara un servicio, sin importar si estaba en términos de la legislación laboral (artículo 15-a y 15-B de la LFT) -lo cuál de acuerdo con la información que se contaba y criterios de diversas autoridades fiscales, considerábamos que no era muy viable-.

Con base en lo anterior y derivado de la posible afectación de la esfera jurídica de los contribuyentes, la autoridad fiscal recaudadora (SAT), se vio obligada a aclarar (para efectos fiscales) en qué momento se debe de realizar la retención, por lo tanto, hoy (31 de enero del 2020) emitió de forma anticipada criterios normativos (anexo 7 de la RMF-2020) en donde se encuentra la aclaración a diversas situaciones, entre los que se puede contemplar el criterio “46/IVA/N Retención del 6% al impuesto al valor agregado a que se refiere la fracción IV del artículo 1o-A de la Ley del IVA” para aclarar las vaguedades y ambigüedades del fundamento en comento, por lo que dispone a su letra lo siguiente:

46/IVA/N Retención del 6% al impuesto al valor agregado a que se refiere la fracción IV del artículo 1o-A de la Ley del IVA

El artículo 1o-A, fracción IV de la Ley del IVA señala que están obligadas a retener el impuesto que se les traslade, aquellas personas morales o personas físicas con actividades empresariales que reciban servicios a través de los cuales se pongan a disposición del contratante o de una parte relacionada de éste, personal que desempeñe sus funciones en las instalaciones del contratante o de una parte relacionada de éste, o incluso fuera de éstas, estén o no bajo la dirección, supervisión, coordinación o dependencia del contratante, independientemente de la denominación que se le dé a la obligación contractual y dicha disposición específica que la retención se hará por el 6% del valor de la contraprestación efectivamente pagada.

Por su parte, el artículo 5 del CFF menciona que las disposiciones fiscales que establezcan cargas a los particulares y las que señalan excepciones a las mismas, así como las que fijan las infracciones y sanciones, son de aplicación estricta. Sobre el particular, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha señalado que tratándose de normas de aplicación estricta es válido, para fines de su interpretación, acudir a diversos métodos, entre los que se encuentra el teleológico o exegético.

En este sentido, aun y cuando en el proceso legislativo que dio origen a la reforma al artículo 1o-A, fracción IV de la Ley del IVA inicialmente se hacía mención a la retención del impuesto respecto de los servicios de subcontratación laboral a que se refiere la Ley Federal del Trabajo, durante la dictaminación efectuada por la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados se eliminó tal referencia y el precepto fue aprobado en esos términos, por lo que, para efectos fiscales, debe tenerse que, los servicios objeto de retención son los que se describen en el citado precepto, es decir, todos aquellos en los que se pone a disposición del contratante o de una parte relacionada de éste, personal que, esté o no bajo su dirección, supervisión, coordinación o dependencia, e independientemente de la denominación que se le dé a la obligación contractual.

Por lo anterior, cuando una persona moral del Título II o del Título III de la LISR o una persona física con actividad empresarial, en su calidad de contratante, reciba servicios en los que se ponga personal a su disposición, se entiende que habrá retención cuando las funciones de dicho personal sean aprovechados de manera directa por el contratante o por una parte relacionada de éste. Por el contrario, no habrá retención si los servicios prestados corresponden a un servicio en el que el personal del contratista desempeña funciones que son aprovechadas directamente por el propio contratista.

Cabe mencionar, que habrá algunos que opinen en carácter negativo respecto a la publicación del anexo 7 del día de hoy por pertenecer a una versión anticipada y no estar publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) como lo menciona el artículo 7 del CFF que a su letra indica lo siguiente:

Artículo 7o.- Las leyes fiscales, sus reglamentos y las disposiciones administrativas de carácter general, entrarán en vigor en toda la República el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, salvo que en ellas se establezca una fecha posterior.

No obstante, se debe recordar que existe la Resolución Miscelánea Fiscal 2020 (RMF-2020) y está vigente por lo que en dicha RMF-2020 se encuentra la regla 1.8 indicando lo siguiente:

1.8. Requisitos de los trámites

Con el fin de facilitar el cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes, se dan a

conocer en el Anexo 1-A, las fichas de trámites fiscales. Dichas fichas de trámite, salvo

señalamiento expreso, no eximen del cumplimiento de los requisitos señalados en las disposiciones fiscales aplicables.

Cuando en el Portal del SAT o en la página de Internet de la Secretaría se establezcan a

favor de los contribuyentes, requisitos diferentes a los establecidos en la presente

Resolución para la realización de algún trámite, podrán aplicar en sustitución de lo señalado en la citada Resolución, lo dispuesto en dicho Portal y página para el trámite que corresponda.

Asimismo, el SAT dará a conocer en su Portal de forma anticipada y únicamente con fines informativos, reglas de carácter general que faciliten el cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes. Los beneficios contenidos en dichas reglas, serán aplicables a partir de que se den a conocer en el Portal del SAT, salvo que se señale fecha expresa para tales efectos.

Por lo que cómo el anexo 7 de la primera resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal 2020 (anticipada), fue publicada en el portal del SAT, se podrá hacer uso del criterio normativo para efectos de poder apegarse a la retención del 6% del IVA no sólo cuando sea por servicios de subcontratación de personal conforme a la Ley Federal del Trabajo (LFT).

¿Cómo detectar si aplica o no la retención del 6% de IVA de acuerdo con el criterio normativo 46/IVA?

Para poder verificar si se tiene o no que cumplir con la retención se podrían analizar los siguientes puntos:

  1. Se debe tener en cuenta que por la prestación del servicio (hablando de cualquier servicio), se debe de contar con el contrato correspondiente para efectos de poder comprobar la relación entre las partes y la contraprestación que se generó en la transacción correspondiente.
  2. Al contar con el contrato se debe de verificar si las funciones del personal que otorga el contratista sean aprovechados de manera directa por el contratante o por una parte relacionada de éste.
  3. Si en el contrato y acuerdo entre las partes se indica y sostiene que la prestación del servicio va a ser con los fines de que los servicios prestados corresponderán a un servicio en el que el personal del contratista desempeñará funciones que sean aprovechadas por el propio contratista no habrá retención del 6% del IVA.

Conclusión

Cómo se opinó desde el momento en el que se emitió el decreto que reformó el artículo 1-A fracción IV de la LIVA 2020, la retención no debe de ser aplicada para todos, puesto que si es cierto que la norma contiene ambigüedades y vaguedades, se debe determinar en qué momento deberá de existir la retención considerando que es sólo cuando el contratante aproveche de forma directa o por medio de una parte relacionada el servicio prestado por el personal del contratista, así mismo, con el fin de disipar las dudas y controversias que se causaron por la fracción IV anterior citada, la autoridad fiscal (SAT) emitió un criterio normativo en una Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal vigente de forma anticipada en su portal, por lo cual es aplicable para el cumplimiento de las obligaciones fiscales y con base en él, se deberá de apegar al mismo criterio citado con el fin de realizar la retención de forma correcta por lo que se podrán basar en el acuerdo y contrato de la prestación del servicio que se realizó para determinar si se debe o no de retener por el motivo de una operación en la que se ponga a disposición del contratante un personal determinado.

Deja un comentario