Medidas preventivas obligatorias a partir del día 25-03-2020 (medidas contra el COVID-19); Suspensión temporal de actividades de los sectores público, social y privado

Medidas preventivas obligatorias a partir del día 25-03-2020 (medidas contra el COVID-19); Suspensión temporal de actividades de los sectores público, social y privado.

Tal parece que la pandemia que se vive en la actualidad, derivada del coronavirus (COVID-19), no ha cedido en cuanto a su propagación, así mismo, derivado de diversos factores que se pueden apreciar en la sociedad mexicana, parece ser, que espera una gran lucha contra el comentado virus, por lo cual, derivado de los registros que se han indicado, día con día, las autoridades vieron necesario implementar medidas preventivas que tengan como fin, mitigar y/o disminuir el contagio del mismo.

El día 24 de marzo del presente año 2020, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el “acuerdo por el que se establecen las medidas preventivas que se deberán implementar para la mitigación y control de los riesgos para la salud que implica la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19)”, en el cual se puede visualizar que se contempla su objetivo, autoridades obligadas al cumplimiento de las medidas preventivas y cuáles son las medidas preventivas que se utilizaran, por la pandemia que actualmente aqueja a un gran número de habitantes de diversos países.

En el primer artículo del acuerdo previamente indicado, se manifiesta que el objetivo de dicho acuerdo es “establecer las medidas preventivas que se deberán implementar para la mitigación y control de los riesgos para la salud que implica la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19)”, así mismo se indica que las disposiciones del acuerdo serán obligatorias para los integrantes del Sistema Nacional de Salud, haciendo que las autoridades civiles, militares y los particulares, así como las dependencias y entidades de los tres órdenes de gobierno, estarán obligadas a la instrumentación de las medidas preventivas contra la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19).

Medidas preventivas.

Al hablar de medidas preventivas, puede que se llegue a pensar un sinfín de acciones para la lucha contra el coronavirus COVID-19, sin embargo, con base en el acuerdo que se encuentra en análisis, se considera cómo medidas preventivas, “aquellas intervenciones comunitarias definidas en la “Jornada Nacional de Sana Distancia”, que tienen como objetivo el distanciamiento social para la mitigación de la transmisión poblacional de virus SARS-CoV2 (COVID-19), disminuyendo así el número de contagios de persona a persona y por ende el de propagación de la enfermedad, con especial énfasis en grupos vulnerables, permitiendo además que la carga de enfermedad esperada no se concentre en unidades de tiempo reducidas, con el subsecuente beneficio de garantizar el acceso a la atención médica hospitalaria para los casos graves”.

Lo anterior con base en el artículo 1 del acuerdo citado que a su letra indica lo siguiente:

ARTÍCULO PRIMERO.- El presente Acuerdo tiene por objeto establecer las medidas preventivas que se deberán implementar para la mitigación y control de los riesgos para la salud que implica la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19). Para los integrantes del Sistema Nacional de Salud será obligatorio el cumplimiento de las disposiciones del presente Acuerdo. Las autoridades civiles, militares y los particulares, así como las dependencias y entidades de los tres órdenes de gobierno, estarán obligadas a la instrumentación de las medidas preventivas contra la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19), a que se refiere el primer párrafo de este artículo. Para efectos de este Acuerdo se entenderá por medidas preventivas, aquellas intervenciones comunitarias definidas en la “Jornada Nacional de Sana Distancia”, que tienen como objetivo el distanciamiento social para la mitigación de la transmisión poblacional de virus SARS-CoV2 (COVID-19), disminuyendo así el número de contagios de persona a persona y por ende el de propagación de la enfermedad, con especial énfasis en grupos vulnerables, permitiendo además que la carga de enfermedad esperada no se concentre en unidades de tiempo reducidas, con el subsecuente beneficio de garantizar el acceso a la atención médica hospitalaria para los casos graves.

¿Cuáles son las medidas preventivas que se implementaran?

El listado de las medidas preventivas que se implementaran, se contemplan en el artículo segundo del acuerdo en comento, por lo el artículo segundo a su letra indica lo siguiente:

ARTÍCULO SEGUNDO.- Las medidas preventivas que los sectores público, privado y social deberán poner en práctica son las siguientes:

  1. Evitar la asistencia a centros de trabajo, espacios públicos y otros lugares concurridos, a los adultos mayores de 65 años o más y grupos de personas con riesgo a desarrollar enfermedad grave y/o morir a causa de ella, quienes en todo momento, en su caso, y a manera de permiso con goce de sueldo, gozarán de su salario y demás prestaciones establecidas en la normatividad vigente indicada en el inciso c) del presente artículo. Estos grupos incluyen mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, menores de 5 años, personas con discapacidad, personas con enfermedades crónicas no transmisibles (personas con hipertensión arterial, pulmonar, insuficiencia renal, lupus, cáncer, diabetes mellitus, obesidad, insuficiencia hepática o metabólica, enfermedad cardiaca), o con algún padecimiento o tratamiento farmacológico que les genere supresión del sistema inmunológico;
  2. Suspender temporalmente las actividades escolares en todos los niveles, hasta el 17 de abril del 2020, conforme a lo establecido por la Secretaría de Educación Pública;
  3. Suspender temporalmente las actividades de los sectores público, social y privado que involucren la concentración física, tránsito o desplazamiento de personas a partir de la entrada en vigor de este Acuerdo y hasta el 19 de abril del 2020.

Las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal y las organizaciones de los sectores social y privado, deberán instrumentar planes que garanticen la continuidad de operaciones para el cumplimiento de sus funciones esenciales relacionadas con la mitigación y control de los riesgos para salud que implica la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19) y garantizar los derechos humanos de las personas trabajadoras, en particular los señalados en el inciso a) del presente artículo, y de los usuarios de sus servicios.

En el sector público, los Titulares de la Áreas de Administración y Finanzas u homólogos o bien las autoridades competentes en la institución de que se trate, determinarán las funciones esenciales a cargo de cada institución, cuya continuidad deberá garantizarse conforme al párrafo anterior.

En el sector privado continuarán laborando las empresas, negocios, establecimientos mercantiles y todos aquéllos que resulten necesarios para hacer frente a la contingencia, de manera enunciativa, hospitales, clínicas, farmacias, laboratorios, servicios médicos, financieros, telecomunicaciones, y medios de información, servicios hoteleros y de restaurantes, gasolineras, mercados, supermercados, misceláneas, servicios de transportes y distribución de gas, siempre y cuando no correspondan a espacios cerrados con aglomeraciones.

Las relaciones laborales se mantendrán y aplicarán conforme a los contratos individuales, colectivos, contratos ley o Condiciones Generales de Trabajo que correspondan, durante el plazo al que se refiere el presente Acuerdo y al amparo de la Ley Federal del Trabajo y la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado reglamentaria del Apartado B del Artículo 123 Constitucional.

Todo lo anterior, con estricto respeto a los derechos laborales de las y los trabajadores, en los sectores público, social y privado;

d) Suspender temporalmente y hasta nuevo aviso de la autoridad sanitaria, los eventos masivos y las reuniones y congregaciones de más de 100 personas;

e) Cumplir las medidas básicas de higiene consistentes en lavado frecuente de manos, estornudar o toser cubriendo boca y nariz con un pañuelo desechable o con el antebrazo; saludar aplicando las recomendaciones de sana distancia (evitar saludar de beso, de mano o abrazo) y recuperación efectiva para las personas que presenten síntomas de SARS-CoV2 (COVID-19) (evitar contacto con otras personas, desplazamientos en espacios públicos y mantener la sana distancia, durante los 15 días posteriores al inicio de los síntomas), y

f) Las demás que en su momento se determinen necesarias por la Secretaría de Salud, mismas que se harán del conocimiento de la población en general, a través del titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud.

(El uso de negrillas es del autor)

En sí, las medidas preventivas se pueden simplificar en lo siguiente:

Consideración de los sectores vulnerables al COVID-19.

Es un hecho que existen personas más vulnerables al COVID-19 que otras y que han sido detectados con base en el tiempo de estudio que se lleva hasta el momento del Coronavirus, por lo cual se implementa el permiso para ausentarse laboralmente dichas personas de su empleo, con el fin de salvaguardar su salud, sin que le sea afectada su economía, toda vez que deberán de continuar percibiendo el mismo salario.

Suspensión de clases.

La Secretaría de Educación Publica (SEP), fue una de las primeras secretarías en contemplar la situación y por lo cual ordenó una suspensión de actividades del 20 de marzo al 20 de abril, aunque algunas entidades de la republica empezaron la suspensión antes de dicha fechas.

Suspensión temporal de actividades.

La suspensión de actividades consta en la suspensión de actividades en los sectores público, social y privado que involucren la concentración física, tránsito o desplazamiento de personas, así cómo, podrán seguir laborando en los establecimientos aquellas personas, que efectúen alguna actividad necesaria para hacer frente a la contingencia.

Es importante contemplar que, también se considera que las relaciones laborales se continuaran con forme a lo pactado en los contratos obrero-patronales, es decir, el no acudir a trabajar durante el tiempo de indicado, no se considerará cómo causal de despido justificado, es decir, la relación laboral continuará aun cuando no se esté laborando.

Suspensión de eventos.

Se suspenderán los eventos masivos, reuniones y congregaciones que contemplen a más de 100 personas.

Cumplir con las medidas de prevención de contagio.

“lavado frecuente de manos, estornudar o toser cubriendo boca y nariz con un pañuelo desechable o con el antebrazo; saludar aplicando las recomendaciones de sana distancia (evitar saludar de beso, de mano o abrazo) y recuperación efectiva para las personas que presenten síntomas de SARS-CoV2 (COVID-19) (evitar contacto con otras personas, desplazamientos en espacios públicos y mantener la sana distancia, durante los 15 días posteriores al inicio de los síntomas”.

Demás medidas que se estimen pertinentes con posterioridad.

Aun y cuando en el país no se ha propagado de manera exorbitante el COVID-19, es importante que se considere acatar todas las medidas que las autoridades vayan implementando, toda vez que, se ha demostrado que el actuar imprudentemente, ha puesto en riesgo a miles de personas ya que el contagio puede venir de una persona contagiada asintomática (de acuerdo con la información de las autoridades), derivado de ello, el poner en riesgo a otras personas por una transmisión de alguna enfermedad, así como el ignorar medidas sanitarias, pueden dar como resultado sanciones económicas y/o penas que priven de la libertad al ciudadano, por lo que es recomendable acatar las indicaciones que las autoridades en su momento implementen.

L.D. Juan José Ines Trejo[1]

  1. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Tlaxcala, colaborador del área de consultas fiscales de Casia Creaciones. Asesor fiscal independiente. Contacto. juan.trejo@casiacreaciones.com.mx.

Deja un comentario