Actividades que continuarán, pese a la emergencia sanitaria por COVID-19

Es un hecho que la pandemia que se está viviendo por motivo del Coronavirus SARS-CoV2 (COVID-19), ha logrado que las autoridades en México declaren una emergencia sanitaria, en donde se suspenden labores en el país con la finalidad de lograr mitigar la dispersión y contagio del COVID-19, sin embargo, existen excepciones de suspensión de labores para personas que llevan a cabo ciertas actividades las cuales se consideran cómo esenciales, motivo por el cual se emitió el ACUERDO por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2 (publicado el día 31/03/2020), detallando cuales son aquellas actividades que se consideran cómo esenciales y que podrán seguir llevándose a cabo en el país.

Las actividades que se contemplan en el acuerdo anterior citado, y que son consideradas cómo esenciales son:

Las que son directamente necesarias para atender la emergencia sanitaria, como:

  • Actividades laborales de la rama médica, paramédica, administrativa y de apoyo en todo el Sistema Nacional de Salud.
  • También los que participan en su abasto, servicios y proveeduría, entre las que destacan el sector farmacéutico, tanto en su producción como en su distribución (farmacias).
  • La manufactura de insumos, equipamiento médico y tecnologías para la atención de la salud.
  • Los involucrados en la disposición adecuada de los residuos peligrosos biológicos-infecciosos (RPBI).
  • La limpieza y sanitización de las unidades médicas en los diferentes niveles de atención.
  • Las involucradas en la seguridad pública y la protección ciudadana; en la defensa de la integridad y la soberanía nacionales; la procuración e impartición de justicia; así como la actividad legislativa en los niveles federal y estatal;

Las de los sectores fundamentales de la economía:

  • Servicios Financieros.
  • El de recaudación tributaria.
  • Distribución y venta de energéticos, gasolineras y gas.
  • Generación y distribución de agua potable.
  • Industria de alimentos y bebidas no alcohólicas.
  • Mercados de alimentos.
  • Supermercados.
  • Tiendas de autoservicio.
  • Abarrotes y venta de alimentos preparados.
  • Servicios de transporte de pasajeros y de carga.
  • Producción agrícola, pesquera y pecuaria, agroindustria, industria química, productos de limpieza;
  • Ferreterías.
  • Servicios de mensajería.
  • Guardias en labores de seguridad privada;
  • Guarderías y estancias infantiles, asilos y estancias para personas adultas mayores, refugios y centros de atención a mujeres víctimas de violencia, sus hijas e hijos.
  • Telecomunicaciones y medios de información.
  • Servicios privados de emergencia, servicios funerarios y de inhumación, servicios de almacenamiento y cadena de frío de insumos esenciales.
  • Logística (aeropuertos, puertos y ferrocarriles), así como actividades cuya suspensión pueda tener efectos irreversibles para su continuación.

Las relacionadas directamente con la operación de los programas sociales del gobierno.

Las necesarias para la conservación, mantenimiento y reparación de la infraestructura crítica que asegura la producción y distribución de servicios indispensables;

A saber:

  • Agua potable.
  • Energía eléctrica.
  • Gas.
  • Petróleo.
  • Gasolina.
  • Turbosina.
  • Saneamiento básico.
  • Transporte público.
  • Infraestructura hospitalaria y médica.
  • Entre otros más que pudieran listarse en esta categoría.

Es importante seguir las indicaciones mencionadas por las autoridades, toda vez que en dado caso de no acatar las disposiciones legales, pueden ser motivos de sanción económica o penal, pudiendo (de acuerdo a la última mencionada), sancionar mediante un lapso de prisión para el/la que realice caso omiso a la disposiciones del acuerdo citado en el inicio de la presente NOTA.

Deja un comentario