Factoraje financiero; una opción de financiamiento a corto plazo

Las consecuencias que ha ocasionado la pandemia que se vive en la actualidad, causada por el virus SARS-CoV2 (Covid-19), han sido devastadoras económicamente, toda vez que debido a dicha pandemia, en México se declaró una emergencia sanitaria que ocasionó el cese de operaciones del comercio en su mayoría (excepto por las actividades esenciales), situación que ocasionó graves afectaciones en diversos comercios en el país, teniendo como resultado el cierre de sucursales, liquidación de personas morales y un gran estado de insolvencia en algunos negocios, cabe indicar que pese a las graves consecuencias que se han tenido hasta ahorita, los negocios que han logrado resistir sufren una falta de liquidez, viéndose afectados al momento de realizar sus operaciones mercantiles y/o comerciales correspondientes, por tal motivo, se hablará de una posible alternativa que podrían realizar, con el fin de que se pueda obtener un liquidez a corto plazo, en donde se consideran las deudas que tengan sus clientes para con ellos.

Factoraje Financiero.

El factoraje financiero es una operación que se encuentra regulada por la ley general de títulos y Operaciones de Crédito, la cual en su artículo 419 indica lo siguiente:

Artículo 419.- Por virtud del contrato de factoraje, el factorante conviene con el factorado, quien podrá ser persona física o moral, en adquirir derechos de crédito que este último tenga a su favor por un precio determinado o determinable, en moneda nacional o extranjera, independientemente de la fecha y la forma en que se pague, siendo posible pactar cualquiera de las modalidades siguientes:

I. Que el factorado no quede obligado a responder por el pago de los derechos de crédito transmitidos al factorante; o

II. Que el factorado quede obligado solidariamente con el deudor, a responder del pago puntual y oportuno de los derechos de crédito transmitidos al factorante.

La administración y cobranza de los derechos de crédito, objeto de los contratos de factoraje, deberá ser realizada por el factorante o por un tercero a quien éste le haya delegado la misma, en términos del artículo 430.

Todos los derechos de crédito pueden transmitirse a través de un contrato de factoraje financiero, sin el consentimiento del deudor, a menos que la transmisión esté prohibida por la ley, no lo permita la naturaleza del derecho o en los documentos en los que consten los derechos que se van a adquirir se haya convenido expresamente que no pueden ser objeto de una operación de factoraje.

El deudor no puede alegar contra el tercero que el derecho no podía transmitirse mediante contrato de factoraje financiero porque así se había convenido, cuando ese convenio no conste en el título constitutivo del derecho.

De acuerdo con lo indicado, se podría indicar que el factoraje financiero, permite obtener solvencia de manera anticipada de las cuentas por cobrar que se tengan, es decir, la empresa que se dedique al factoraje financiero pacta con la persona que desea solvencia la cesión de derechos de crédito que tengan a su favor, estableciendo un determinado precio, ya sea en moneda nacional o moneda extranjera.

En síntesis, el factoraje financiero es un contrato en el que una persona cede los derechos (factorado) de las cuenta (s) por cobrar que se tiene a una tercera persona (factorante), la cual deberá de pagar un monto correspondiente a la persona que ceda los derechos (factorado); es importante considerar que cuando se realice la cesión de derechos al factorante, este último no pagará la totalidad de la cuenta por cobrar, ya que solo pagará una parte proporcional, toda vez que de ahí mismo considerará su comisión por llevar a cabo la citada operación.

Sujetos en la operación de factoraje financiero.

De conformidad con la operación/contrato de factoraje financiero, se pueden obeservar 3 sujetos en esta operación los cuales son:

Factorado:

Es la persona que cede los derechos de la cuenta por cobrar al factorante, también se le puede conocer como cedente, vendedor y/o proveedor

Factorante:

Es la persona que adquiere los derechos de la cuenta por cobrar, y que realiza el pago (según el tipo de factoraje), al factorado, también se le conoce como Factor.

Deudor:

Se refiere al sujeto que en su momento le compró al factorado y sobre quien se ejercerá el cobro de la cantidad adeudada al factorado.

Modalidades para llevar a cabo el factoraje financiero.

Cómo se pueden observar en el artículo 419 de la Ley General de Titulos y Operaciones de Crédito, se consideran 2 formas de llevar a cabo la operación de factoraje financiero las cuales son:

  1. Que el factorado no quede obligado a responder por el pago de los derechos de crédito transmitidos al factorante; o
  2. Que el factorado quede obligado solidariamente con el deudor, a responder del pago puntual y oportuno de los derechos de crédito transmitidos al factorante.

De acuerdo con lo anterior, quiere decir que, de acuerdo a la modalidad que se elija llegar con el factorante, es conforme el factorado, podrá tener o no una responsabilidad de pagar al factorante, en el supuesto en que el deudor no realice el pago, por la responsabilidad solidaria que se pacte, de acuerdo con el artículo 419, primer párrafo, fracción II de la LGTOC.

Factoraje Internacional.

El factoraje financiero, no solo es realizado en México, sino, también se puede dar internacionalmente, es decir, un residente en territorio nacional, puede pactar un contrato de factoraje con un factorante en otro país.

Tipos de factoraje financiero.

De acuerdo con la operación de factoraje financiero, existe diversos tipos de factoraje de los cuales la Asociación Mexicana de factoraje Financiero y Actividades Similares A.C (AMEFAC), desarrolla en su portal de Internet 2 los cuales son:

Factoraje con Recurso

En el cual la citada Asociación indica que:

“A través de este producto, su corporativo, como proveedor de bienes y/o servicios, obtiene liquidez inmediata a través del anticipo de pago de sus cuentas por cobrar a plazos, obteniendo así la oportunidad de crecer y desarrollarse económicamente.

Por medio del Factoraje con Recurso, el proveedor queda obligado solidariamente con el deudor a responder del pago puntual y oportuno de los derechos de crédito transmitidos al banco”.

Factoraje Sin Recurso:

Por otro lado respecto a este tipo de factoraje, la AMEFAC indica lo siguiente:

“Factoraje sin Recurso es un producto pensado para satisfacer sus necesidades Corporativas de Financiamiento mediante la transmisión de los derechos de crédito de sus cuentas por cobrar. Obteniendo liquidez inmediata por el pago anticipado de su cartera”.

Cabe mencionar que aparte de estos dos tipos se pueden contemplar otros 3 que contempla la AMEFAC, los cuales son:

  • A proveedores sin recurso.
  • De exportación.
  • De importación.

De acuerdo, con lo analizado, es un hecho que la crisis económica que se vive actualmente ha obligado a los empresarios a tener que visualizar diversas posibilidades para poder capitalizar y/o agilizar sus operaciones de cobro para con sus deudores, sin embargo, se debe contemplar que las acciones de cobranza generan un costo que en ciertas circunstancias podría ser perjudicial para las personas que no cuentan con recursos necesarios, en este tenor, un contrato de factoraje financiero, puede tener como resultados una activación del flujo económico para la empresa, considerando que en esta operación no se generarían pasivos derivados del cobro de las cuentas que consideran una deuda (cuentas por cobrar), toda vez que el contrato de factoraje financiero, solo contempla lo dispuesto en el adeudo del citado contrato y el costo de cobranza se realizaría de la misma deuda correspondiente, dando como resultado una cobranza sin gastos administrativos ni generación de pasivos derivados de dicha operación, por lo tanto, para aquellas empresas y Pymes que aún tienen cuentas por cobrar y necesiten una liquidez a corto plazo podría ser una opción realizar contrato de factoraje financiero, en donde puedan pactar con el factorante, las condiciones en que se llevará a cabo la operación.

Si surgen dudas, al respecto del tema, podrán expresarlas, al canal de atención que se les indicó en el momento de sus suscripción.

Deja un comentario