CFDI de nómina son aptos para demostrar los montos y pagos a los trabajadores

En ocasiones cuando los patrones son demandados por parte de los que fueron sus trabajadores (estos últimos), manifiestan que no han recibido sus pagos correspondientes por concepto de su salario, siendo así la obligación del patrón aclarar, confirmar o desvirtuar dicha manifestación, por lo tanto, en el ámbito fiscal-laboral, existen documentos que se pueden exhibir con las autoridades correspondientes para poder comprobar que dichas erogaciones si se realizaron (cuando efectivamente se realizó el pago) y en este caso se trata de los CFDI de nómina, por lo tanto en la presente nota podrán leer información recientemente publicada en el Semanario Judicial de la Federación, por la postura de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al respecto de criterios discrepantes emitidos por tribunales colegiados al respecto de dicho tema.

Los patrones se encuentran obligados a expedir los CFDI de nómina de acuerdo con el artículo 99 fracción III de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), el cual a su letra indican lo siguiente:

Artículo 99. Quienes hagan pagos por los conceptos a que se refiere este Capítulo, tendrán las siguientes obligaciones:

…………………………………………………………………………………………………………

III. Expedir y entregar comprobantes fiscales a las personas que reciban pagos por los conceptos a que se refiere este Capítulo, en la fecha en que se realice la erogación correspondiente, los cuales podrán utilizarse como constancia o recibo de pago para efectos de la legislación laboral a que se refieren los artículos 132 fracciones VII y VIII, y 804, primer párrafo, fracciones II y IV, de la Ley Federal de Trabajo……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Sin embargo, cuando existe juicio laboral, es probable que se indique ante la autoridad conciliatoria que el demandado (patrón), no realizó el pago por el servicio personal subordinado, resultando así, la obligación de comprobar los montos y pagos correspondientes a los trabajadores por su servicio personal subordinado, por lo cual (como prueba documental), existe la emisión de los comprobantes fiscales que se podrán interponer ante la autoridad conciliatoria y/o tribunal correspondiente, aun cuando la emisión de los comprobantes (en su momento) solo serían considerados como una manifestación hecha ante la autoridad que expidió dicho documento y por lo cual se llegase a considerar como un acto unilateral, que se prevé en el artículo 812 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) y que a su letra indica lo siguiente:

Artículo 812.- Cuando los documentos públicos contengan declaraciones o manifestaciones hechas por particulares, sólo prueban que las mismas fueron hechas ante la autoridad que expidió el documento.

Las declaraciones o manifestaciones de que se trate prueban contra quienes las hicieron o asistieron al acto en que fueron hechas, y se manifestaron conformes con ellas.

Esto es relativo a que el día 4 de septiembre del 2020, se publicaron diversas jurisprudencias emitidas por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en esta ocasión el tema es concerniente a la jurisprudencia laboral con registro 2022081, la cual se emite por el motivo de una contradicción entre tribunales colegiados, los cuales argumentaban que “para uno de ellos la impresión de los recibos de nómina con sello digital y cadena de caracteres generada por la autoridad hacendaria, es apta para demostrar el pago y el monto de los salarios de los trabajadores, para el otro, esa eficacia demostrativa depende de la valoración que se haga de dicho documento con relación al caudal probatorio”, es decir , que a opinión del segundo indicado tribunal, la emisión de comprobantes fiscales de nómina, solo confirmaban la autenticidad de la emisión, pero no demuestran realmente las operaciones ahí consignadas, en su caso, que pagó a favor del trabajador ni la cantidad en que lo hizo, por lo cual, al existir dichos criterios discrepantes, se confirma el primer criterio emitido por el primer tribunal colegiado, y por parte de la segunda sala de la SCJN se manifiesta lo siguiente:

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación decide que cuando en un juicio laboral se ofrezca como prueba la impresión de los recibos de nómina con sello digital y cadena de caracteres generada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), dichos documentos son aptos para demostrar el pago y el monto de los salarios de los trabajadores, salvo que exista prueba en contrario, ya que en ese supuesto deberá estarse al resultado de la valoración con relación al caudal probatorio.

En justificación de la postura indicada se indica que:

Lo anterior es así, porque una vez que el contribuyente cumple con lo dispuesto en los artículos 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación, los comprobantes digitales no sólo dan crédito del cumplimiento de una obligación formal en materia fiscal, sino que además, tal como establece el propio artículo 99, fracción III, de la Ley del Impuesto sobre la Renta, son aptos para demostrar el pago que se realiza a favor del trabajador. En el entendido de que para tener por satisfecha esta obligación, se deben reunir las siguientes condiciones: a) que exista constancia, en cualquier soporte, de que el patrón entregó el comprobante al trabajador; b) que los comprobantes contengan elementos que acrediten que efectivamente se realizó la erogación a favor del trabajador; y c) que esos mismos elementos o en virtud del sistema empleado en su emisión, demuestren que el pago del salario se realizó directamente al trabajador en un medio autorizado por el artículo 101 de la Ley Federal del Trabajo.

Por lo tanto, cuando se demande laboralmente al empleador/patrón por parte de alguno de los trabajadores y argumenten que no se han recibido pagos por la prestación de su servicio personal subordinado (siendo esta manifestación falsa), el patrón podrá optar por exhibir los CFDI de nómina de los pagos efectuados a los empleados por la prestación de sus servicios personales subordinados, pudiendo robustecer sus manifestaciones por la citada jurisprudencia, la cual a su letra indica lo siguiente:

Época: Décima Época

Registro: 2022081

Instancia: Segunda Sala

Tipo de tesis: Jurisprudencia

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

Publicación: 4 de septiembre del 2020

Materia (s): Laboral

Tesis: 2a./J. 30/2020 (10a.)

RECIBOS DE NÓMINA CON SELLO DIGITAL Y CADENA DE CARACTERES GENERADA POR EL SERVICIO DE ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA (SAT). SON APTOS PARA DEMOSTRAR EL MONTO Y EL PAGO DE LOS SALARIOS A LOS TRABAJADORES.

Criterios discrepantes. Los Tribunales Colegiados analizaron una misma problemática jurídica arribando a posicionamientos contrarios, ya que mientras para uno de ellos la impresión de los recibos de nómina con sello digital y cadena de caracteres generada por la autoridad hacendaria, es apta para demostrar el pago y el monto de los salarios de los trabajadores, para el otro, esa eficacia demostrativa depende de la valoración que se haga de dicho documento con relación al caudal probatorio.

Criterio jurídico. La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación decide que cuando en un juicio laboral se ofrezca como prueba la impresión de los recibos de nómina con sello digital y cadena de caracteres generada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), dichos documentos son aptos para demostrar el pago y el monto de los salarios de los trabajadores, salvo que exista prueba en contrario, ya que en ese supuesto deberá estarse al resultado de la valoración con relación al caudal probatorio.

Justificación. Lo anterior es así, porque una vez que el contribuyente cumple con lo dispuesto en los artículos 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación, los comprobantes digitales no sólo dan crédito del cumplimiento de una obligación formal en materia fiscal, sino que además, tal como establece el propio artículo 99, fracción III, de la Ley del Impuesto sobre la Renta, son aptos para demostrar el pago que se realiza a favor del trabajador. En el entendido de que para tener por satisfecha esta obligación, se deben reunir las siguientes condiciones: a) que exista constancia, en cualquier soporte, de que el patrón entregó el comprobante al trabajador; b) que los comprobantes contengan elementos que acrediten que efectivamente se realizó la erogación a favor del trabajador; y c) que esos mismos elementos o en virtud del sistema empleado en su emisión, demuestren que el pago del salario se realizó directamente al trabajador en un medio autorizado por el artículo 101 de la Ley Federal del Trabajo.

SEGUNDA SALA

Contradicción de tesis 569/2019. Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Tercero en Materia de Trabajo del Primer Circuito y Tercero en Materias Civil y de Trabajo del Décimo Séptimo Circuito. 6 de mayo de 2020. Cinco votos de los Ministros Alberto Pérez Dayán, Luis María Aguilar Morales, José Fernando Franco González Salas, Yasmín Esquivel Mossa y Javier Laynez Potisek; votó con salvedad Yasmín Esquivel Mossa, quien manifestó que formularía voto concurrente por considerar inexistente la contradicción de tesis. Ponente: Alberto Pérez Dayán. Secretario: Oscar Vázquez Moreno.

Tesis y criterio contendientes:

El Tercer Tribunal Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del Décimo Séptimo Circuito, al resolver el amparo directo 926/2016, el cual dio origen a la tesis XVII.30.C.T.3 L (10a.), de título y subtítulo: “RECIBOS DE NÓMINA CON SELLO DIGITAL. AUN CUANDO CAREZCAN DE LA FIRMA DEL TRABAJADOR, TIENEN VALOR PROBATORIO EN EL JUICIO LABORAL, EN TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 99, FRACCIÓN III, DE LA LEY DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA.”, publicada en el Semanario Judicial de la Federación del viernes 9 de febrero de 2018 a las 10:11 horas y en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Décima Época, Libro 51, Tomo III, febrero de 2018, página 1535, con el número de registro digital: 2016199, y

El sustentado por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito, al resolver los amparos directos 331/2017 y 1013/2019.

Tesis de jurisprudencia 30/2020 (10a.). Aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del diecisiete de junio de dos mil veinte.

Si surge alguna duda al respecto de dicho tema, recuerda que como suscriptor de alguno de los productos de la casa editorial Casia Creaciones, puedes enviar tus consultas ilimitadas al canal de atención que se te indicó en su momento.

Deja un comentario