Iniciativa de reforma para la cancelación del RFC de personas morales

La cancelación del RFC de las personas morales, pueden ser por diversos supuestos, por lo tanto, se tendrá que analizar el caso específico para que se cumpla con lo dispuesto en las disposiciones normativas que rige dicho trámite, no obstante, derivado de ciertas prácticas indebidas que pueden terminar considerándose como algún delito fiscal (por la conducta típica, antijuridica y culpable) regulado en la legislación fiscal-penal, el ejecutivo propuso ciertos cambios a través de la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley del Impuesto sobre la Renta, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y del Código Fiscal de la Federación, que fue entregada a la cámara de diputados el día 8 de septiembre del año 2020.

Los cambios que propone el ejecutivo derivan de ciertos actos que las personas morales, previamente han realizado y que se han detectado que algunos contribuyentes han sido cancelados en el citado Registro aun y cuando presentaban inconsistencias en sus declaraciones, tenían obligaciones pendientes de cumplir, se encontraban en los listados a que se refieren los artículos 69 y 69-B del Código Fiscal de la Federación o presentaban alguna otra irregularidad.

Por lo anterior la autoridad fiscal robusteció (previamente a la entrega de la iniciativa) los requisitos de las fichas 81/CFF “Aviso de cancelación en el RFC por cese total de operaciones”, 82/CFF “Aviso de cancelación en el RFC por liquidación total del activo” y 86/CFF “Aviso de cancelación en el RFC por fusión de sociedades” con el fin de que, previo a su cancelación en el RFC de los contribuyentes (personas morales), deberán encontrarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones.

Sin embargo, (de acuerdo con lo mencionado en la exposición de motivos de la iniciativa), se han emitido sentencias dentro de juicio de amparo, en las cuales se ha resuelto que los requisitos previstos en las citadas fichas de trámite exceden los requisitos exigidos por el Reglamento del propio Código, por lo que atentan contra el principio de jerarquía de la Ley, presumiendo así que se obliga a la autoridad fiscal a realizar la aceptación de la cancelación del RFC correspondiente, por lo tanto la propuesta del ejecutivo para evitar dichas acciones, es “robustecer y tener un sustento jurídico para que la autoridad pueda exigir el cumplimiento de determinados requisitos a los contribuyentes que pretendan cancelar su clave en el Registro Federal de Contribuyentes, se propone a esa Soberanía incorporar en la fracción IX, del apartado D, del artículo 27 del Código Fiscal de la Federación, los requisitos mínimos que las personas morales deben cumplir previo a su cancelación, y prever la posibilidad de que el Servicio de Administración Tributaria pueda establecer requisitos adicionales mediante reglas de carácter general”.

Con lo anterior se justifica que con dicha medida se evita que el Servicio de Administración Tributaria obtenga pérdidas recaudatorias, en virtud de que los contribuyentes deberán estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones para la procedencia de su cancelación, es decir, un contribuyente que tenga créditos fiscales, por ejemplo, no podrá cancelar su registro hasta en tanto cubra el adeudo correspondiente.

En el mismo tenor, se indica manifiesta que en aquellos casos en que el contribuyente materialmente ya se encuentre liquidado, pero fiscalmente aún no se cancela su registro por el incumplimiento de alguna obligación, se tiene previsto otorgar como una facilidad, la posibilidad de que dichos contribuyentes no tengan que cumplir con obligaciones periódicas (formales), de tal forma que hasta en tanto no puedan cancelarse fiscalmente, no deban cumplir con la presentación de declaraciones u otra obligación formal, de esta forma se evitará generar mayores obligaciones a los contribuyentes en el proceso de cancelación.

A su letra la modificación que se propone por parte del ejecutivo respecto al tema en cuestión, indica lo siguiente:

Artículo 27.…………………………………………………………………………

D.……………………………………………………………………………………………………

I. a VIII…….…………………………………………………………………

IX. Para efectos de la fracción II del apartado B del presente artículo, los contribuyentes que presenten el aviso de cancelación en el registro federal de contribuyentes por liquidación total del activo, por cese total de operaciones o por fusión de sociedades, deberán cumplir con los requisitos que establezca el Servicio de Administración Tributaria mediante reglas de carácter general, dentro de los cuales se encontrarán los siguientes:

a) No estar sujeto al ejercicio de facultades de comprobación, ni tener créditos fiscales a su cargo.

b) No encontrarse incluido en los listados a que se refieren los artículos 69, 69-B y 69-B Bis de este Código.

c) Que el ingreso declarado, así como el impuesto retenido por el contribuyente, manifestados en las declaraciones de pagos provisionales, retenciones, definitivos o anuales, concuerden con los señalados en los comprobantes fiscales digitales por Internet, expedientes, documentos o bases de datos que lleven las autoridades fiscales, tengan en su poder o a las que tengan acceso.

El Servicio de Administración Tributaria establecerá mediante reglas de carácter general las facilidades para que los contribuyentes no estén obligados a presentar declaraciones periódicas o continúen con el cumplimiento de sus obligaciones formales, cuando se encuentre en trámite la cancelación en el Registro Federal de Contribuyentes.

Lo que se busca con la iniciativa de reforma analizada, es poder implementar a nivel de Ley federal, los requisitos que ya se encuentran contemplados en el anexo 1-A de la Resolución Miscelánea Fiscal vigente, con el fin de respetar el principio de jerarquía de la ley y así asegurar el cumplimiento de las obligaciones fiscales correspondientes por parte de las personas morales que deseen cancelar su RFC por liquidación total del activo, por cese total de operaciones o por fusión de sociedades, por lo tanto, de aprobarse la reforma, dichas personas morales se verían obligados a corregir su situación fiscal que le notifique la autoridad al momento de intentar realizar la cancelación del RFC (en dado caso), ya que deberán de cumplir con los requisitos mencionados en la legislación fiscal.

Deja un comentario