¿Qué pasa si no se realizan las retenciones cuando la ley así lo establece?

Para poder asegurar el pago de ciertos impuestos por parte de los contribuyentes, la autoridad fiscal (Servicio de Administración Tributaria [SAT]), impone la obligación de efectuar retenciones por los servicios que les presten, es decir, de acuerdo con la legislación, puede existir la situación en la que (como contribuyentes) se verán obligados a no pagar un porcentaje del monto acordado por la prestación de servicios que les otorguen sus proveedores, esto anterior con la finalidad de que dichos adquirentes de servicios enteren y paguen a cuenta de sus proveedores los impuestos correspondientes cuando así lo marque la ley, sin embargo, existen operaciones en las que, ambas partes (prestador de servicio y adquirente) acuerdan no realizar retenciones como lo manifiesta la ley, por ende, surge duda, ¿Qué pasa si no se realizan las retenciones cuando la ley lo impone?

Para poder iniciar la breve nota se tienen que considerar cuales son las partes en la operación donde existe la obligación de retener, las cuales son las siguientes:

RETENEDOR:

Persona (como comprador y/o adquiriente de productos o servicios), se ve obligada a descontar una parte proporcional al valor total de la operación que debería de pagarle al vendedor del producto o prestador del servicio con el fin de poder enterar y pagar dicha cantidad (con posterioridad) a la autoridad fiscal.

RETENIDO:

Sujeto (prestador del servicio y/o vendedor del producto), que deberá de aceptar el descuento que le realice el retenedor con el fin de cumplir con lo dispuesto en la normatividad fiscal que rige la operación.

Por lo anterior, para este breve análisis se tiene que considerar que el retenedor es considerado como responsable solidario de la obligación dispuesta en el artículo 31, fracción IV de la CPEUM, toda vez que así lo menciona el artículo 26, fracción I del Código Fiscal de la Federación (CFF), que a su letra indica lo siguiente:

Artículo 26.- Son responsables solidarios con los contribuyentes:

    1. Los retenedores y las personas a quienes las leyes impongan la obligación de recaudar contribuciones a cargo de los contribuyentes, hasta por el monto de dichas contribuciones.

…………………………………………………………………………………………………………..

Por lo tanto, al ser considerado como responsable solidario, si el retenedor, no realiza la retención al retenido, se verá obligado a realizar el pago de la retención que corresponda, aún y cuando no se haya descontado dicha cantidad del pago total acordado con el proveedor de sus servicios, esto anterior, se encuentra fundamentado de acuerdo con el artículo 6, quinto párrafo del CFF que a su letra indica lo siguiente:

“Artículo 6……

En el caso de contribuciones que se deben pagar mediante retención, aún cuando quien deba efectuarla no retenga o no haga pago de la contraprestación relativa, el retenedor estará obligado a enterar una cantidad equivalente a la que debió haber retenido…”

Con base en lo anterior, es importante analizar que, cuando en una operación exista la posibilidad de tener que efectuar una retención, se analice minuciosamente la posibilidad de dicha obligación, ya que, de no efectuar la retención al proveedor, el retenedor se verá obligado a pagar la misma, viendo así una posible afectación a su patrimonio correspondiente.

Deja un comentario