¿Por qué no se debe cobrar IVA adicional cuando el cliente solicita una factura por sus compras?

El Impuesto al Valor Agregado es un impuesto indirecto, que se impone sobre el consumo de diversos productos y servicios, los cuales se contemplan en la Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA); al ser un impuesto que se manifiesta sobre el consumo quiere decir que la persona que lo pagará será el consumidor final del mismo, siendo así que el monto correspondiente al impuesto deberá de trasladarse y demostrarse en el comprobante fiscal correspondiente, no obstante, es muy común que cuando los compradores/consumidores solicitan su factura a sus proveedores (vendedores y/o prestadores de servicios), estos les manifiestan que si desean su comprobante fiscal deberán pagar un valor adicional que corresponde al monto del IVA que se grava por su producto/servicio correspondiente, situación que podría ser considerada como práctica incorrecta y que podría sancionar a las personas que la efectúen.

Tipos de gravamen del IVA

De acuerdo con la LIVA existen productos y servicios que se encuentran gravados a la tasa del 16%, 0% y exentos del IVA motivo por el cual no siempre se debe cobrar IVA por los productos y servicios correspondientes, sin embargo, aun cuando el producto/servicio no grave el impuesto o se grave a la tasa del 0%, proveedores les deciden cobrar el monto correspondiente al 16% del valor del Producto y/o servicios adicional al precio de venta al público del producto y/o servicios correspondiente, si es que el cliente les solicita factura.

Sanción por cobrar un monto adicional al momento que los clientes solicitan su factura

La legislación fiscal no contempla la obligación de que los precios de sus productos/servicios contengan el IVA en sus precios, sin embargo, dicha obligación se puede observar en el artículo 7 BIS de la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), artículo que a su letra manifiesta lo siguiente:

ARTÍCULO 7 BIS.- El proveedor está obligado a exhibir de forma notoria y visible el monto total a pagar por los bienes, productos o servicios que ofrezca al consumidor.

Dicho monto deberá incluir impuestos, comisiones, intereses, seguros y cualquier otro costo, cargo, gasto o erogación adicional que se requiera cubrir con motivo de la adquisición o contratación respectiva, sea ésta al contado o a crédito.

Por lo anterior, en el supuesto que el contribuyente (proveedor de productos y/o servicios) cobre una cantidad adicional a su cliente/consumidor, porque se le solicita una factura, dicho proveedor de productos y/o servicios podrá ser sancionado con una multa que va de los de $411.61 a $1’317,141.34, esto de conformidad con el artículo 127 de la LFPC, que a su letra manifiesta lo siguiente:

ARTÍCULO 127. Las infracciones a lo dispuesto por los artículos 7 BIS, 13, 17, 18 BIS, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 45, 47, 48, 49, 50, 52, 53, 54, 55, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 66, 67, 68, 69, 70, 72, 75, 77, 78, 79, 81, 82, 85, 86 QUATER, 87 BIS, 90, 91, 93, 95 y 113 serán sancionadas con multa de $411.61 a $1’317,141.34.

Sanciones por no expedir la factura (CFDI)

Si bien es cierto que la legislación fiscal no contempla una sanción para aquellos contribuyentes que cobren una cantidad adicional a sus clientes, por motivo de que les solicitan factura, se debe contemplar que si no se expide dicha factura al cliente, podría ser motivo de sanción por parte de las autoridades fiscales, esto de conformidad con lo dispuesto en el artículo 83, fracción VII y 84, fracción IV del Código Fiscal de la Federación (CFF), que a su letra manifiestan lo siguiente:

Artículo 83. Son infracciones relacionadas con la obligación de llevar contabilidad, siempre que sean descubiertas en el ejercicio de las facultades de comprobación o de las facultades previstas en el artículo 22 de este Código, las siguientes:   

VII. No expedir, no entregar o no poner a disposición de los clientes los comprobantes fiscales digitales por Internet de sus actividades cuando las disposiciones fiscales lo establezcan, o expedirlos sin que cumplan los requisitos señalados en este Código, en su Reglamento o en las reglas de carácter general que al efecto emita el Servicio de Administración Tributaria; no entregar o no poner a disposición la representación impresa de dichos comprobantes, cuando ésta le sea solicitada por sus clientes, así como no expedir los comprobantes fiscales digitales por Internet que amparen las operaciones realizadas con el público en general, o bien, no ponerlos a disposición de las autoridades fiscales cuando éstas los requieran.

(…)

Artículo 84.- A quien cometa las infracciones relacionadas con la obligación de llevar contabilidad a que se refiere el Artículo 83, se impondrán las siguientes sanciones:

IV. Para el supuesto de la fracción VII, las siguientes, según corresponda:
a) De $17,020.00 a $97,330.00. En caso de reincidencia, las autoridades fiscales podrán, adicionalmente, clausurar preventivamente el establecimiento del contribuyente por un plazo de tres a quince días; para determinar dicho plazo, se tomará en consideración lo previsto por el artículo 75 de este Código.
b) De $1,490.00 a $2,960.00 tratándose de contribuyentes que tributen conforme al Título IV, Capítulo II, Sección II de la Ley del Impuesto sobre la Renta. En caso de reincidencia, adicionalmente las autoridades fiscales podrán aplicar la clausura preventiva a que se refiere el inciso anterior.
c) De $14,830.00 a $84,740.00 tratándose de contribuyentes que cuenten con la autorización para recibir donativos deducibles a que se refieren los artículos 79, 82, 83 y 84 de la Ley del Impuesto sobre la Renta y 31 y 114 del Reglamento de dicha Ley, según corresponda. En caso de reincidencia, además se revocará la autorización para recibir donativos deducibles.

(…)

Las sanciones no siempre son impuestas por una legislación específica, como en el caso de que se cobre un valor adicional a los clientes/consumidores, cuando los mismos solicitan su factura, esto con el pretexto de que es lo que corresponde al IVA, siendo que los precios de sus productos y servicios ya deben contemplar el IVA correspondiente, por lo anterior, este tipo de acciones u operaciones son sancionadas por la Ley Federal de Protección al Consumidor, como previamente se manifestó.

https://revistapaf.com/suscripciones/

Deja un comentario