Tendrás más tiempo para obtener la constancia de situación fiscal

 

En día previos fue publicado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) un comunicado en el cual se manifiesta una prorroga para la entrada en vigor de la facturación 4.0; el comunicado tiene el registro 029/2022 y a través de él, la autoridad fiscal aplazó la entrada en vigor de forma obligatoria para la versión de facturación 4.0, situación que otorga a los empleadores/patrones mayor tiempo para tener que expedir sus comprobantes de nómina con la citada versión de facturación 4.0, esto implica que de momento, dichos empleadores, podrán expedir sus CFDI de nómina como lo estaban haciendo previamente y sin necesidad (de momento) de verificar que la información con la que emitirán los comprobantes concuerde con la información que el SAT tiene en sus registros, esto porque además del comunicado, a través del artículo primero resolutivo de la Quinta Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal 2022 (primera versión anticipada) , se modificó la entrada en vigor de forma obligatoria de la facturación 4.0, con fecha del 31 de diciembre del año 2022, a su letra la citada modificación manifiesta lo siguiente:

PRIMERO. Se reforman los Transitorios Quinto y Décimo Séptimo de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2022 y sus modificaciones posteriores, para quedar de la siguiente manera:

Quinto. El Anexo 29 publicado en el DOF el 10 de mayo de 2021, será aplicable para la versión 3.3 de CFDI hasta el 31 de diciembre de 2022, excepto lo previsto en la fracción VI de dicho Anexo.

Décimo Séptimo. Para los efectos de los artículos 29 y 29-A del CFF, los contribuyentes obligados a expedir CFDI podrán optar por emitirlos en su versión 3.3 y para el CFDI que ampara retenciones e información de pagos podrán optar por emitirlos en su versión 1.0, conforme al Anexo 20, publicado en el DOF el 28 de julio de 2017, durante el periodo comprendido del 1 de enero al 31 de diciembre de 2022. Lo anterior también será aplicable a los complementos y complementos concepto, compatibles con dichas versiones.

Por lo anterior, los empleados que estaban preocupados por adquirir su constancia de situación fiscal podrán tramitarla con posterioridad y recordando que el no entregarla de forma inmediata, no será motivo de recesión de contrato, ni tampoco será motivo por el cual el patrón pueda retener el pago de su salario.

Deja un comentario